Compartir

Es urgente que se apruebe el Código del Niño y Adolescente (Perú).

  • portada

    ANDINA/Vidal Tarqui

Gloria-Montenegro

Lima, ene. 14. La titular de la Comisión de Inclusión Social del Congreso, Gloria Montenegro, señaló en entrevista con el Diario Oficial El Peruano la urgencia de que se apruebe el Código del Niño y Adolescente, a fin de proteger sus derechos fundamentales y tener mejores ciudadanos.

La Comisión de Inclusión Social que preside viene trabajando el Código del Niño y el Adolescente, ¿cuál es el avance de este trabajo?
Está avanzando bien, [el código] tiene cuatro tomos, más de 340 artículos y en los textos se prioriza la atención de este gran segmento de la población, que asciende a unos 10 millones de peruanos que, en muchos casos, en las poblaciones más vulnerables no tienen atención. Con este documento se trata de proteger no solo su salud física, sino también su salud emocional y hacer real la ejecución de su proyecto de vida, ver que termine con las etapas de estudio inicial, primaria y secundaria, para luego culminar en un centro tecnológico o universidad, y hacer el registro de ello.
¿Qué se logra con este registro del proceso?
Con ello podremos saber qué hacen, dónde están, que a la larga constituirá el verdadero desarrollo del país porque sabremos cuánta de la masa productiva existe y en dónde. Sobre todo, en los centros altamente vulnerables y ver cómo los protegemos. Este es un trabajo en el que participa el sistema de justicia, donde todos han destacado que este código es una necesidad porque ante cualquier problema que pase con una madre de familia, por ejemplo, quién se queda con sus hijos e, inmediatamente, nos preguntan: ¿qué dice el Código del Niño y el Adolescente? Entonces, esta es una prioridad por la urgencia que representa en una coyuntura tan delicada como la que hemos visto con casos de feminicidio, ataques contra los niños, familias disfuncionales, pues, si se analizan los casos de violación, el mayor porcentaje de los victimarios es gente cercana a la familia. Cómo cuidamos este entorno en la vida de los niños y el adolescente es un tema muy importante.
¿Por qué tanta demora en el Congreso para sacar un código que es tan importante para el país?
Me apena mucho porque esto debió ser aprobado en la legislatura anterior, pero por falta de acuerdo y de una estrategia educacional no se pudo concretar. Pero es claro que si no se hace ver el sentido de urgencia que tiene la niñez en nuestro país, entonces se priorizan otros temas, mas cuando se repare en lo fundamental que es para el Perú y su desarrollo, nos daremos cuenta de que este desarrollo no parte cuando la persona trabaja, sino que se forma con el cuidado del niño y el adolescente para que de adultos sean productivos, honestos y sirvan al país.
¿Cree que faltó una mejor estrategia comunicacional?
Considero que faltó explicar esta importancia, porque existen muy buenos trabajos al respecto, los hemos recopilado, validado y complementado en temas como el sicariato, que en parte se inicia por el abandono familiar. Es indispensable dar la responsabilidad a la familia del cuidado y que las instituciones estén conectadas porque una madre puede estar muy grave, el padre puede haber fugado, y me corresponde avisar a una institución que vea a los niños. Hemos visto casos en los que la madre de familia moría y quedaba el papá, pero este era vigilante y trabajaba, dejando solos a los hijos en su vivienda, y este problema lleva a otro, como las casas quemadas, los niños violados. Estos temas están incluidos en el código, para que las instituciones involucradas tengan como prioridad la protección física y emocional, preparando al niño en todos los niveles educativos para su éxito. 
En el caso del sicariato juvenil, ¿cómo se trabajará?
El código dice que si se prepara bien al niño y se le protege, no debe incurrir en ilícitos, pero si cae en una actividad ilegal, el Estado tiene la obligación de recuperarlo, porque si se le encierra en un penal junto a los demás presos, jamás se recuperará. Entonces, los centros de rehabilitación tienen que ser realmente centros remediales, donde haya médicos, psicólogos, profesores, pero sobre todo cariño. Existen experiencias sumamente exitosas en el exterior sobre cómo se recupera a este segmento de la población. Si leemos la Constitución, esta indica que todo ser humano tiene derecho a la vida, pero también que las personas privadas de su libertad tengan una vida diferente, por ello es necesario convertir a las penitenciarias en centros de rehabilitación, donde los presos aprendan, trabajen y sientan la necesidad del cambio ellos mismos.
 
¿Cuáles fueron los aportes de los integrantes del sistema de justicia a este código?
Muchas veces puntualizaron en qué otras normas se trataba el caso para ponerlo de referencia y también nos dieron ejemplos interesantes, como los niños que tienen algún tipo de discapacidad y cómo incluirlos en el sistema educativo, pues no solo se trata de matricularlos y que la profesora los atienda, sino cómo trabajamos en él para que se sienta en igualdad de condiciones.
¿Cómo se han manejado los programas sociales?
Hubo algo muy importante en esta gestión, que tanto en el Poder Ejecutivo como en el Legislativo han reconocido la importancia de los programas sociales en un país que todavía tiene un alto porcentaje de pobreza. Reconocer cómo está cada región es sumamente importante, creo que ese trabajo conjunto se ha consolidado, pues es distinta la pobreza en las zonas marginales de Lima que la de las zonas rurales. Es diferente si se habla de Puno, Huancabamba, Huancavelica, Apurímac y la selva. Reconocer que desde el territorio encontramos diferentes realidades para atenderlas puntualmente ha sido fundamental.
Fuente. http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-es-urgente-aprobar-codigo-del-nino-y-adolescente-entrevista-649377.aspx